Ganso y Pulpo

Catálogo ◉ Belda

Ordenar por A → Z | Z → A | 2016 → 2010 | 2010 → 2016

  • Imagen de cubierta Pomona 1918BeldaLos Lunes de El ImparcialSátira

    Cuento donde el dueño de un restaurante vegetariano comete fraude para no arruinarse.

    El señor Antero ha heredado de una tía de Sigüenza una gran huerta cercana a dicha localidad y unos cuantos miles de pesetas. Por mucho que le da vueltas, no acaba de encontrar un negocio fiable en el que invertir su dinero. Sin embargo, un día, estando en un café, escucha que en la tertulia de la mesa de al lado un hombre afirma que el mejor negocio que montar en Madrid sería un restaurante vegetariano. Antero hace la idea suya y, en dos meses, los clientes ya pueden disfrutar de su menú, compuesto de judías que parecen riñones, filetes de berenjena que parecen muslos de pollo, alcachofas rellenas de hierbas que parecen carne y unas chuletas que parecen de ternera pero son de puré de patatas. Cuando un año más tarde una sequía voraz asola el país, Antero consigue salvar la situación… cometiendo fraude.

  • Imagen de cubierta Un héroe 1914BeldaLa EsferaSátira

    Cuento donde un actor curtido sobre las tablas asume la responsabilidad del fracaso de un estreno.

    Un empresario teatral se encuentra en su despacho en plena crisis, pues todos los elementos parecen haberse vuelto contra él. El último de ellos ha sido la dimisión de su primer actor, que ha decidido dejar la compañía porque no le instalaban un baño eléctrico en su camerino. Apenas diez minutos después recibe una extraña visita. Se trata de un pobre hombre que se dedica a portear muebles a los teatros y que aprovecha la recepción para mostrar al empresario las cinco graves cicatrices que existen en su cuerpo. Para sorpresa del administrador, no se trata de un veterano de guerra, sino de un viejo actor con un accidentado currículo. Así pues, ante el inminente estreno de una obra de complicado éxito, el empresario decide contratarlo como actor principal de la compañía. Sobre las tablas se mostrará como un auténtico héroe.

  • Imagen de cubierta Madruguemos 1918BeldaLos Lunes de El ImparcialSátira

    Cuento humorístico que brinda un método infalible a los perezosos que quieren madrugar.

    Daniel ha decidido reformar su estilo de vida. No es sólo por higiene o por ir a la moda; simplemente que no puede ser eso de levantarse siempre a las cuatro de la tarde. Aquí se relata la aventura de su madrugar el método que ulteriormente decide adoptar.

  • Imagen de cubierta Bodas de plata 1918BeldaLos Lunes de El ImparcialSátira

    Amable sátira social sobre un pobre hombre casado con sus pantalones.

    Valentín cumple sus bodas de plata… con sus pantalones. Lo que bien podría haber sido una historia de soledad y melancolía, se contagia sin embargo de la sencillez de su protagonista, adquiriendo así cierta ridiculez las tragedias que pueblan la historia de su especial matrimonio de 25 años.

  • Imagen de cubierta Un hombre honrado 1918BeldaLos Lunes de El ImparcialSátira

    Sátira social donde se ridiculiza el valor que la sociedad otorga a la virtuosa honradez.

    El Ateneo ha decidido que Don Fabio es el más indicado para recibir el premio bienal al hombre más honrado de Villabermeja. La causa radica en la devolución de un caro paraguas dejado en la sala del cine… Muchos pensaban que Don Fabio era un imbécil por hacerlo… pero lo cierto es que las mil pesetas del premio apuntan a lo contrario. La honradez premiada, no obstante, acabará deparando otras desagradables sorpresas a Don Fabio…

  • Imagen de cubierta El kilométrico 1918BeldaLos Lunes de El ImparcialSátira

    Sátira social que, a partir de unos bonos ferroviarios, emite ciertas valoraciones con respecto a la ley de Malthus y la natalidad.

    Esta es la historia de Dalmau, un hombre que, desde que existe el bono kilométrico de las compañías ferroviarias, no deja pasar un verano sin viajar con toda la familia. Sin embargo, el nacimiento de un nuevo hijo y el abono de su billete una vez superados los cinco años se convierte en un gran dilema moral: es necesario suprimir a la suegra para poder incluir al hijo. A su medida desesperada le espera una última sorpresa…

  • Imagen de cubierta Monerías 1918BeldaLos Lunes de El ImparcialSátira

    Sátira social que se centra en la importancia dada a los bailes de salón y su estudiada ejecución.

    El paralelismo entre dos monas de la selva africana y dos muchachos de alta clase social madrileña se hace manifiesto en este cuento, donde se retrata satíricamente la importancia otorgada a los bailes de salón y su estudiada y relamida ejecución.

  • Imagen de cubierta Mostagán ha muerto 1918BeldaLos Lunes de El ImparcialSátira

    Breve sátira centrada en el mundo periodístico y político donde los justos siempre pagan por los pecadores.

    Julián, «necrólogo» de un periódico, está orgulloso del texto plagado de tópicos que ha preparado ante la inminente muerte del insigne D. Claudio Mostagán. La confirmación del fallecimiento lleva el texto a imprenta y, por ende, a las calles. Al día siguiente, el director recibe una carta repleta de quejas…

  • Imagen de cubierta El misterio de la casita roja 1911BeldaPor Esos MundosSátira

    Parodia de los relatos de misterio que, al mismo tiempo, da satírica cuenta de buena parte de la sociedad.

    En la noche, un hombre se descuelga por un balcón ante la atónita mirada de dos guardias del cuerpo de seguridad. El criminal, pues no puede ser otra cosa, consigue escapar. Y es entonces cuando comienza la búsqueda de la verdad en el «misterio de la casita roja»… Parodia de los relatos de misterio y sátira de gran parte de la sociedad de su tiempo, este es un cuento lleno de secretos y despropósitos que seguro arrancarán más de una sonrisa al lector.

  • Imagen de cubierta Un río de oro 1918BeldaLos Lunes de El ImparcialSátira

    Cuento de tono humorístico que, presentando una trama de ambición y desengaño, aprovecha la ocasión para incluir ciertas pullas a la sociedad del momento.

    Dos amigos pasean por las calles de Madrid. Mientras uno de ellos expone sus ambiciosos proyectos, el otro, conocedor de su mísera economía, teme que esté afectado por una enfermiza megalomanía. Las aclaraciones no se hacen esperar, como tampoco las pullas del señor Belda a lo largo y ancho de su relato.