Ganso y Pulpo

Catálogo ◉ Pluma y Lápiz

Listado

Ordenar por título {A-Z} | título {Z-A} | fecha {reciente} | fecha {antiguo}

  • Imagen de cubierta ¡Si yo fuera rey!

    Echegaray vuelve a escoger a su protagonista de entre las gentes que habitan nuestro mundo con miseria y penuria. En esta ocasión pone de relieve la confrontación entre sueño y realidad existente en un mendigo que quiere ser rey. Exponiendo toda su lógica causal, retoma, no obstante, la máxima calderoniana de la vida como sueño.

  • Imagen de cubierta Efectos de mi cocina

    El señor Chascás es un hombre descontentadizo en el ámbito culinario. Su criada y su mujer, amedrentadas por sus amenazas, recurren al libro de recetas Cocina cómica, de Pérez Zúñiga, sin tener en cuenta la ficcionalidad de las mismas.

  • Imagen de cubierta Los dos granujas

    He aquí un nuevo cuento de Echegaray protagonizado por dos mendigos infantiles: Zampatortas y Pincharratas. La amistad, prácticamente hermandad, que mutuamente se profesan se ve amenazada el día en que se deciden a pedir limosna, interponiéndose así entre ellos la vileza del poderoso caballero.

  • Imagen de cubierta Muerte

    La muerte de un pequeño jilguero da lugar, en este breve cuento, a que el más tierno amor de dos recién casados se vea enturbiado por el obsesivo repudio de la negra mortalidad. No obstante, esta acabará tornándose idea placentera de vivos colores en el contexto del adulterio.

  • Imagen de cubierta Musicofobia

    Este cuento de humor presenta a Blanca Puntillo de Valz, una mujer que vive atenazada por su fobia a todo lo musical. Así pues, todas sus acciones y actitudes quedan regidas por esta animadversión irracional y van desplegando en el texto una serie de juegos léxicos y semánticos que, sin duda, suponen un inventario de primer orden.

  • Imagen de cubierta El destripador de viudas

    León Charrascas, también conocido como El Destripaviudas, es un peligroso anarquista de nacimiento, siempre ansioso de acabar con la vida de cuantas más personas mejor. Autor de artículos como Arzobispos en pepitoria lo encontramos en este cuento a punto de sumar otro crimen a su largo palmarés.

  • Imagen de cubierta El hombre fogoso

    Este cuento presenta, con talante humorístico, a Lorenzo Tizón, un personaje caracterizado esencialmente por su exagerada manía ígnea. De esta forma, todas sus acciones y actitudes quedan regidas por un principio fogoso que, necesariamente, despliega en el texto toda la familia semántica de la palabra.

  • Imagen de cubierta La supersticiosa

    En este breve cuento humorístico asistimos a la corrección de la supersticiosa existencia de doña Caralampia por parte del sacerdote don Ciriaco Pascual. Su método, si bien exitoso, acaba poniendo de manifiesto las inconsistencias de la conducta humana.

  • Imagen de cubierta Un orfeón particular

    Tener un vecino maniático trae consigo sus aguantes y resignaciones. Aquí se trata el sufrido caso de don Rufo Lobanillo, empeñado últimamente en convertir la comunidad de vecinos en un orfeón. El resultado enerva los tímpanos de los «vecinos cuerdos», que ni siquiera —o mucho menos— encuentran ayuda en la figura del casero para poner fin a tremendo despropósito.

  • Imagen de cubierta Bartolo, empresario y mártir

    A Bartolo le quedan pocos trabajos que desempeñar en esta vida y, de entre todos ellos, decide emplearse como empresario teatral. Así, explotado por rústicos posaderos, coaccionado por alcaldes bribones, zaherido por cómicos de última fila y, en definitiva, sumido en la mayor de las mediocridades, acaba inmerso en la desventura y convertido, en última instancia, en mártir de su propia empresa.