Ganso y Pulpo

Ramón García Sánchez

Ramón García Sánchez nació en año incierto en Yunquera de Henares (Guadalajara). Sus inicios como periodista y literato se remontan a los años 1863-1864, cuando comienza a colaborar con El Fomento literario. Tras este breve periplo se centró en el periodismo político, entrando a formar parte de la redacción de La Nueva Iberia alrededor de 1868. Su relación con esta cabecera concluyó en 1872, presentando su dimisión cuando La Iberia fue adquirida por una nueva empresa que lo convirtió en defensor de las doctrinas del partido liberal conservador. Desde el día siguiente, 2 de septiembre de 1872, pasó a formar parte de la redacción de la La Prensa. En ella duró muy pocos meses, abandonándola el 21 de enero de 1873 por desaveniencias con la dirección. En abril de 1874 fue nombrado oficial de la administración de la Gaceta.

Su ideología política, fundamental en sus planteamientos peridísticos, abogaba por un republicanismo a muerte y de talante fusionista. Sin encontrar una redacción estable, encontró durante estos años su principal sustento como empleado subalterno. No obstante, en febrero de 1883 se decidió a fundar su propio periódico de sátira política: Los Fantoches. Lo único que sabemos de esta aventura editorial hasta la fecha es que en el mes de mayo de 1883, volvió de los baños de Alhama, restablecido de unos padecimientos innominados, y con el propósito de reanudar la publicación de su periódico, aunque variando su actitud política.

En el ámbito literario, Ramón García Sánchez comenzó publicando poesía, siendo Encantos y desencantos (1867), prologado por Manuel Henao y Muñoz, su primer y único poemario.

Su producción teatral cuenta con cuatro piezas. La primera de ellas, titulada Riquezas del alma, es una comedia en dos actos y en verso y se estrenó en noviembre de 1870 en el Lope de Rueda. La noche del 25 de abril de 1875 se representó con extraordinario aplauso en el Teatro Eslava el juguete cómico en un acto y en verso titulado Usted dispense. La Ley de Dios, comedia en un acto, se estrenó en el Teatro Eslava en marzo de 1876. Su último trabajo es El conde D. Julián, un juguete cómico que también se representó en el Eslava en mayo de ese mismo año de 1876.

García Sánchez también publicó tres novelas. La primera de ellas fue Sirena o El ángel de la desgracia, una novela de costumbres publicada en dos tomos en el folletín de La Iberia en 1874. En las mismas condiciones y en este mismo año vio la luz su segunda novela: María (memorias de una huérfana). Su último trabajo narrativo es La camisa de boda, publicada en 1877.

A esta producción se deben sumar también algunos trabajos ensayísticos como Historia crítica del periodo revolucionario en España, escrita con Alberto Regules y Sanz del Río y publicada por entregas en 1875; Los doce Alfonsos, romancero nacional publicado en 1878; Pisto parlamentario, colección de semblanzas de diputados a Cortes publicada en 1882; así como el posfacio a La mujer. Estudios histórico-filosóficos, de Federico Torralba.

Sus colaboraciones esporádicas en la prensa, principalmente cuentistas, se encuentran en el Almanaque de la risa (1871), La mujer (1871) [García Sánchez fue uno de los ardientes defensores de la educación de la mujer en esta época], La Moda elegante (1873) y Cádiz (1877). Su principal producción se encuentra en El Periódico para todos, donde publicó más de 40 cuentos entre 1873 y 1882.

La complejidad de recabar información sobre Ramón García Sánchez no nos permite ofrecer más detalles sobre su producción o vida, que llegó a su fin en Yunquera de Henares el 5 de enero de 1885, dejando viuda sin recursos y tres hijos.