Ganso y Pulpo

Catálogo ◉ Fábula

Ordenar por A → Z | Z → A | 2017 → 2010 | 2010 → 2017

  • Imagen de cubierta La primera lluvia 1892EchegarayEl LiberalMitos y leyendas narrados como ficción

    Fábula que da cuenta de cómo las nubes aprendieron a llorar.

    En este cuento o quisicosa, José de Echegaray se adentra en el terreno de lo fabuloso para dar cuenta de que en las primeras épocas geológicas, si bien había humedad universal, no llovía. Por consiguiente, el cuándo, el cómo y el por qué de la primera lluvia es el asunto central del relato, protagonizado por unas nubes permanentes que vagan por el espacio, normalmente apiñadas, como un rebaño flotante de monstruos; por unas nubes en perenne estado de lucha, de ira y de dolor. Su existencia da un giro el día en que descubren en la tierra a una mujer, visiblemente dolorida y desesperada. Al acercarse a ella descubren que estaba llorando. La mujer rocía algunas de ellas con sus lágrimas, como si se tratara de un bautismo de llanto. Mas este es solo un primer paso para el desahogo: hay que saber cómo deshacerse de las lágrimas para poder llorar.

  • Imagen de cubierta Historia de una flor 1873El Periódico para TodosFicción sobre estilos de vida contemporáneosGarcía Sánchez

    Cuento donde una flor relata en primera persona su ajetreada existencia.

    Este relato se remonta a los remotos tiempos en que tanto los animales como las plantas hablaban el lenguaje de los hombres, pues es una flor la que da cuenta de su existencia en primera persona, con sus propias palabras. Si bien esta solo alcanzó a estar en este mundo por veinticuatro horas, pasó por diversas peripecias y conoció a un buen número de personas que con ella interactuaron. Por consiguiente, desde su mirada se nos presentan entonces los caracteres de dichos individuos, así como los sentimientos que los mueven, ofreciéndonos un retrato impresionista de la sociedad en que le ha tocado nacer. Desde el niño travieso al monaguillo enamorado, pasando por el viejo verde y la beata caritativa, he aquí el viaje vital de una bella flor.

  • Imagen de cubierta El vaso de arcilla 1900IrisSilesTema narrativo: cuestiones sociales

    Cuento donde un vaso de arcilla relata el devenir de su existencia.

    El presente cuento consiste en el relato en primera persona de un vaso de arcilla. Este cuenta su humilde origen, que se inicia en las manos de un alfarero y prosigue en el puesto de un mercado, donde una joven lo compra para, posteriormente, llenar su seno de tierra y semillas de flores. Comienzan entonces las esperanzas y sueños de maternidad de la maceta. Sin embargo, su mala colocación en el balcón, alejada de los rayos del sol y con un riego mal suministrado, pronto comprendió que su misión estaba abocada al fracaso. Su esterilidad dio paso a la tristeza, y esta a la resignación. Finalmente, víctima de su colocación desdichada, fue arrojada a un muladar debido a su inutilidad. Entre las penas de su nuevo destino, se alternan efímeras alegrías y, cuando el azar sonríe, procura no ufanarse. El vaso de arcilla cuenta su historia, sintiendo ser la imagen fiel de la mujer.

  • Imagen de cubierta Un mitin de irracionales 1905La Ilustración Española y AmericanaLustonóMitos y leyendas narrados como ficción

    Fábula en que los animales manifiestan su superioridad sobre los hombres.

    Fábula de fábulas, en este relato se da cuenta de lo ocurrido en una reunión entre animales auspiciada por el viejo Esopo. Uno tras otro, del león a la ostra pasando por el ciervo, el cerdo, el buitre, la araña o la tortuga… se van sucediendo los argumentos que han de constatar la superioridad moral de los animales sobre los hombres… Al fin y al cabo, nada que Esopo no supiera de antemano.

  • Imagen de cubierta Historia de una peseta 1877Los Lunes de El ImparcialLustonóMitos y leyendas narrados como ficción

    Cuento que permite la descripción de varios tipos humanos a través del punto de vista de una moneda.

    Cada peseta tiene una larga historia que contar, poblada por los más diversos tipos que componen una sociedad. En este caso, la moneda trae consigo la efigie de Carlos III y parte de las manos de uno de sus ministros: el conde de Aranda. A partir de él, va de mano en mano, maltratada en aras de la comprobación de su veracidad o atesorada largo tiempo por personas tales como una mendiga que aprovecha la piedad del resto para satisfacer su avaricia.

  • Imagen de cubierta Memorias de una moneda de oro 1902EchegarayLa Ilustración ArtísticaMitos y leyendas narrados como ficción

    Cuento fantástico que, a modo de relato enmarcado, presenta el único fragmento conservado de las memorias de una moneda de oro.

    Cada noche, cuando un usurero marcha a dormir, el diablo llega para contar las monedas por pecados. Entre ellas encuentra una que habla y le refiere sus memorias. De ellas tan sólo se conserva una página, que da lugar al presente cuento. Sin lugar a dudas, una fantástica autobiografía.