Ganso y Pulpo

Catálogo ◉ Guerra

Ordenar por A → Z | Z → A | 2018 → 2010 | 2010 → 2018

  • Imagen de cubierta Recompensas póstumas 1894Ficción de guerra y combateLa Ilustración ArtísticaRodríguez Chaves

    Relato histórico que da cuenta del acto heroico de un veterano soldado durante la guerra carlista.

    En este episodio bélico nos remontamos con Ángel Rodríguez Chaves al año 1836, en plena guerra carlista por el trono de España. Entre las tropas del general Baldomero Espartero se encuentra un veterano soldado raso que tiene entre sus funciones la de ser el asistente del general. Este hombre nunca había podido ascender, ni siquiera a cabo, no por falta de méritos, sino por su analfabetismo. Una única ambición platónica podía contarse en su carácter, que no era otra que la de conseguir lucir en el pecho la cruz laureada de San Fernando. Este imposible llega a modo de recompensa póstuma, tras un acto de indecible valentía, después de marchar hacia el enemigo en busca del estandarte requisado. Su heroicidad, sin embargo, queda condenada al olvido, al anonimato y la oscuridad de la muerte y el paso del tiempo.

  • Imagen de cubierta Pedro y José 1875El Periódico para TodosNarrativa románticaWilson

    Cuento basado en la tesis de que la mujer hace al marido.

    La historia de Pedro y José es la de dos matrimonios. Cada uno de ellos viene a apoyar la misma tesis: que la mujer hace al marido. José, carpintero, disfruta de una vida apacible en su hogar, junto a la hacendosa Paca. Ambos se cuidan y respetan, corrigiéndose de este modo Pedro, pues antes era proclive a la bebida y la noche. Por su parte, Pedro vive en su casa un auténtico infierno. El maltrato y la inquina son constantes por parte de Blasa, que acaba exasperándolo. De este modo, José se desvía de su talante bondadoso y recto para acabar prisionero del vicio y todas las desgracias que con él vienen. Parece ser que la única solución posible consiste en marchar como voluntario militar a Cuba.

  • Imagen de cubierta Páginas del año 1216 1916Ficción sobre distopías y utopíasLa EsferaOrtega Munilla

    Cuento sobre el futuro del hombre como consecuencia de la Guerra Mundial.

    En este relato distópico, escrito en el año 1916, se plantea que tras el inicio de la Guerra Mundial en agosto de 1914 en las fronteras franco-alemanas ya no hubo un momento de paz para la humanidad. El conflicto se encuentra por tanto extendido por toda la tierra, estando completamente roto cualquier posible vínculo de fraternidad humana. De este modo, en cada pecho existe un anhelo que resulta incompatible con el anhelo de los demás. Tan solo un pequeño grupo de hombres, desterrados a las más ariscas montañas, velan por conseguir reinstaurar un posible periodo de paz; solo ellos conservan la ya arcaica doctrina de la piedad fraternal. El relato de uno de estos hombres tras su fallida misión de predicación pacificadora en Francia nos presenta un futuro imposible donde, por ejemplo, las bibliotecas son simples almacenes de pienso para los caballos de guerra.

  • Imagen de cubierta Lo que yo no entendía 1888Ficción de las guerras napoleónicasLa Ilustración ArtísticaRodríguez Chaves

    Cuento que narra el sacrificio de una joven para que su novio tome la decisión de rebelarse contra el invasor francés.

    Es 1810 y nos encontramos en el pueblo castellano de Miralejos. El espíritu patriótico de Águeda se muestra feliz ante cada derrota de Napoleón e indignado con cada descalabro de las guerrillas españolas. Su novio, narrador de la historia, no es capaz en su egoísmo de renunciar a las dulzuras de su vida para exponerse a las penurias de una participación activa en el conflicto bélico. Finalmente, las tropas francesas consiguen tomar el pueblo sin encontrar resistencia ni lucha y una culpable alegría invade al muchacho que no quiere abandonar su casa. Sin embargo, Águeda pronto se muestra solícita con los invasores, dejándose seducir por uno de sus oficiales. Entonces nacen los celos con fuerza en su interior y la joven le quita la venda para mostrarle que su sospecha es en realidad certeza y que su amor es para el francés. Entonces, el joven por fin es capaz de tomar una resolución.

  • Imagen de cubierta La victoria 1897Ficción de guerra y combateHernández BermúdezLa Ilustración Española y Americana

    Cuento que trata de la ambigüedad de la victoria militar, supeditada a grandes sacrificios.

    En la tranquilidad de una casa de campo dos hombres fuman distraídamente. Uno de ellos es un veterano general del ejército, ensimismado y triste en el recuerdo de la guerra, que tanto contrasta con la paz de la naturaleza que ahora disfrutan. Cuenta entonces a su compañero un episodio bélico marcado por el sufrimiento de centenares de jóvenes muchachos y adolescentes, apenas niños sin instrucción. Estando todos ellos a sus órdenes, se vio en la tesitura de tener que salvar a unos sacrificando a otros. El dilema del general, en aquella ocasión como en cualquiera, fue resuelto por el imperativo de la ley. Una vez alcanzada la victoria, habiendo dejado el campo sembrado de cadáveres, la pregunta radica en el verdadero valor de tan heroica palabra.

  • Imagen de cubierta La paloma mensajera 1889La Ilustración IbéricaNarrativa románticaZahonero

    Cuento que narra la historia de un amor truncado por la guerra franco-prusiana.

    El narrador de esta historia va paseando por las calles de Madrid con un ramito de violetas recién comprado cuando se encuentra con Míster Wierwou, un verdadero trotamundos al que ha encontrado previamente en diversos puntos del planeta. Este enseguida se fija en las flores, considerándolas la salvación de su protegida. La curiosidad por conocer a dicha protegida y a la hermana del amigo viajero le lleva a ofrecerle el ramo de violetas a cambio de un encuentro con ambas señoras. Emma, la hermana, es conocida por su excentricidad y goza de la fama de ser considerada la mujer más romántica del universo. Si bien no puede llegar a conocer a la protegida, sí accede al relato de su historia, que es la de un mensaje de amor.

  • Imagen de cubierta La ordenanza y la estrategia 1904Ficción de guerra y combateLa Ilustración Española y AmericanaRodríguez Chaves

    Cuento donde entran en conflicto la jerarquía y las decisiones estratégicas.

    En este relato ambientado en plena guerra de Independencia española se plantea un grave conflicto entre la jerarquía clásica militar y las decisiones estratégicas de los guerrilleros que tienen a sus órdenes los militares de alto rango. A partir de los recuerdos de uno de estos altos cargos conocemos el caso de un estudiantillo que se cree mejor estratega que sus superiores hasta el punto de poner en entredicho el mando de orden. Así, la noche anterior a un duro enfrentamiento con el ejército imperial francés, el estudiante desaparece junto a un tercio de las unidades. Tras algunas consideraciones sobre la traición a la patria, el enfrentamiento se resuelve con una sorprendente emboscada liderada por el presunto desertor. La siguiente decisión orbita, pues, entre la condecoración y el fusilamiento.

  • Imagen de cubierta La niña del sacristán 1874El Periódico para TodosFicción sobre la vida familiarLustonó

    Cuento donde un humilde sacristán y una pobre huérfana devienen familia.

    En plena guerra de sucesión, una mujer enlutada endosa un canastillo al bondadoso y humilde don José, el sacristán y demandadero del convento de San Plácido. El pesado paquete trae consigo a una niña recién nacida, a la que salva de la muerte y el abandono en más de una ocasión y que se convierte desde pronto en una hija para él. De hecho, el devenir de los acontecimientos los lleva a vivir como padre e hija en una desdichada felicidad que, con el paso de los años, ha de llegar a su fin.

  • Imagen de cubierta Golpe al parche 1895Ficción de guerra y combateLa Ilustración ArtísticaRodríguez Chaves

    Episodio de la guerra carlista donde una falta de honestidad se revela como positiva.

    En este episodio del año 1835 nos incorporamos a la 4.ª del 2.º batallón de infantería de la Princesa. En él ejerce como tambor un jovenzuelo de catorce años, conocido con el sobrenombre de guaja. Se trata de un muchacho feo y con pocas entendederas, pero sumamente avispado y travieso. Incapaz de ver pasar hambre a su capitán, es capaz de ofrecerle los víveres que en ocasiones rapiña y esconde entre los parches de su tambor. Los soldados se encuentran asentados en un pueblo con órdenes de evitar cualquier enfrentamiento, pasando hambre al mismo tiempo que reciben el desapego de los vecinos. Una tarde, una vieja del pueblo denuncia el robo de un magnífico lechón y el capitán no tiene duda en la dirección de sus sospechas. Si bien está en lo cierto, la retirada demostrará que el pecado de honestidad bien merecía la pena.

  • Imagen de cubierta El tío Roñas 1893Ficción de guerra y combateLa Ilustración ArtísticaRodríguez Chaves

    Cuento donde un usurero paga cara la codicia de su traición a la patria.

    Nadie da cabida a que el bueno de Jenaro sea hijo de alguien tan inmundo y despreciable como el hombre a quien todos conocen como el tío Roñas. Es este un usurero sin escrúpulos al que no solo resulta difícil perdonarle los resultados de su negocio, sino el indigno tráfico a que se dedicaba desde que había estallado la guerra con los franceses. Y es que, viviendo en un pueblo que tan pronto caía de una parte como de la otra, el tío Roñas se arrastraba siempre a los pies del vencedor, sin dejar de mantener por eso relaciones con el vencido. De esta manera había encontrado medio de hacerse pagar un espionaje que ponía indistintamente al servicio de la causa nacional o de las armas del rey intruso. Ahora bien, su traición y su codicia habrá de pagarlas al más alto precio.