Ganso y Pulpo

Catálogo

  • Imagen de cubierta Un artista oscurecido

    Cuento que narra la caída en desgracia de un orgulloso zapatero en tiempos de industrialización.

    Desde la ventana de su casa, el narrador de esta historia ve pasar cada mañana a un hombre de unos sesenta años, deteriorado tanto en su físico como en las piezas de su guardarropa. Pronto se percata de que este hombre se instala en un portal de la acera de enfrente, colocando un cartel que avisa a los transeúntes de que ofrece sus servicios como maestro de obra prima. Su maestría artesana era la propia de un zapatero. Y como el señor Crispín, que así se llamada, parece al narrador un hombre excepcional del que sospecha en en otros tiempos pudo haber ejercido más alta influencia que ahora, se decide a abordarlo con trabajo para llegar a conocerlo. Es así que ahora puede presentarlo, con su historia de orgullo social y caída en desgracia debido al proceso de industrialización.

  • Imagen de cubierta La estrella de rabo

    Cuento de Navidad donde un símbolo pone de manifiesto que los grandes eventos vitales siempre traen cola.

    La mesa del comedor ostenta un enorme nacimiento navideño, con su musgo y su riachuelo de espejo, con su montaña y su castillo de Herodes, con sus figuritas de pasta vestidas al uso castellano. Tan magnífico belén es obra de don Aniceto, que lo contempla con gran orgullo. No obstante, algo se echa en falta en el montaje; y don Aniceto bien lo sabe, pues no se trata de un olvido la ausencia de la que él denomina estrella de rabo. Las razones de su decisión son poderosas y remontan el relato hasta la infancia del buen señor, cuando se cortó con la hoja de lata de la estrella que su padre compró. Este es considerado como el inicio de una serie de hechos en cadena, donde la conversión de la hija del hojalatero en su madrastra es fundamental.

  • Imagen de cubierta Lluvia de estrellas

    Cuento de Navidad que evidencia el drama social de la mendicidad infantil.

    Leocadio es un muchacho de la calle, uno más en el numeroso grupo de los golfos que pululan, sin oficio ni beneficio, por las calles de Madrid. A diferencia del común de esta especie social, conserva a sus padres, que viven honrada y cumplidamente. Pero para el muchacho es mucho más fuerte que el amor del hogar la embriaguez de la libertad callejera. Perdulario pulcro y digno, no se perdía evento alguno de la vida madrileña. Por otra parte, era completamente contrario al robo, si bien esperaba que la riqueza le llegara llovida del cielo. Mirando a las estrellas, soñaba y soñaba con ello sin lograr, claro está, éxito alguno. Sin embargo, una Nochebuena, tras libar invitado de todos los vasos de una taberna, ve cómo las estrellas comienzan a caer del cielo, convirtiéndose en monedas de oro al hacer contacto con el suelo.

  • Imagen de cubierta El espantajo

    Cuento donde un hombre cuenta a su amigo hasta qué punto una mujer ha cambiado su carácter irascible.

    Dos amigos, Pepe y Enrique, se encuentran después de larga ausencia. Resulta que Pepe lleva ya seis años casado, noticia que no deja de sorprender a su amigo del mismo modo que le sorprendió cuando se la comunicó otro amigo en común en un restaurante londinense. La razón de tal sorpresa radica en el recuerdo de un arraigado espíritu anticonyugal en Pepe cuando era colegial, así como su carácter tremendamente irascible y violento. Un talante que ha llenado su vida de castigos, desplantes y duelos de honor. Sin embargo, ese espíritu ha quedado atrás, redimido por el amor de su mujer. Así se lo hace saber a Enrique, poniendo como ejemplo su forma de solucionar el problema anual de los gorriones comiéndose el trigo cultivado.

  • Imagen de cubierta Los zuecos de San Miguel

    Breve relato donde una viajera se sorprende ante una pintura donde San Miguel aparece calzado con unos zuecos.

    La narradora de este texto relata cómo se encontraba de viaje por Francia, ociosa en uno de sus pueblos, cuando decidió entrar a visitar la iglesia del lugar. Pronto llamó su atención un cuadro que representaba a San Miguel matando al infernal dragón. Mala copia de una obra del pintor Rafael, lo que realmente resultaba original en él es que el ángel aparece dibujado con unos zuecos en sus pies. Incapaz de quedarse con la duda, movida por su innata curiosidad, decide preguntar al sacristán de la parroquia el porqué de tan extraño calzado en los pies del santo. Este le explica una tradición que se remonta un par de generaciones, dando cuenta del modo en que el gremio de los productores de zuecos, abundante en el pueblo, buscaron un patrón que los protegiera.

  • Imagen de cubierta La caza del príncipe

    Cuento de hadas donde un príncipe neurasténico encuentra la felicidad al conseguir una mujer.

    El príncipe Rodolfo está triste y apesadumbrado. Cada día que pasa está peor, más cerca del mausoleo familiar que de repetir las gestas y triunfos que en su día encumbraron a sus antepasados. Y esto, cuando se tiene veinte años, es tan penoso como extraño. Pero ni la exaltación del sentimiento ni los deseos fantasiosos típicos de la juventud parecían insuflarle vida; del amor solo conocía los cuentos ideales que otros habían escrito. Ello, unido a un preceptor con ideales de pureza y guiado por la hipocresía moral, tenían al joven con el corazón amputado. La preocupación de su padre el rey no era poca y lo manda al campo para que cace y cure así en salud. Ahí se topa con un hada protectora que hará propicia al príncipe la caza que realmente necesita.

  • Imagen de cubierta El hombre alto

    Cuento donde un hombre relata cómo perdió a su amante al ser relevado de su trabajo.

    El narrador de esta historia marcha desde Madrid a un pueblo de una de las provincias contiguas para visitar a un viejo amigo que lo ha invitado a su casa por el plazo de quince días con el fin de conversar, divertirse y salir a cazar liebres. Después de algunos días, se prevé una salida cinegética y toda la casa se va pronto a dormir. A la mañana siguiente una voz desconocida lo despierta. Se trata de un criado, hombre que destaca por su altura, encargado de llevarlo también hasta el lugar donde su amigo está preparando todo lo necesario para dar comienzo a la partida. Durante el trayecto, el viejo hombre alto le contará el modo en que perdiendo su posición como tambor mayor del ejército, perdió también a la mujer que a su lado había estado hasta entonces.

  • Imagen de cubierta ¡Fanatismos!

    Cuento contra las posturas radicales y sectarias que narra un crimen satánico en el Madrid de 1823.

    Con la historia que trae en este cuento Florencio Moreno Godino pretende arremeter contra el fanatismo, cualquiera que sea su especia, patriótica o religiosa fundamentalmente. En su introducción ya deja clara, además, la idea de que «las pasiones humanas siempre son y serán idénticas por más que tomen diversas formas para manifestarse». Dicho esto, nos sitúa en el Madrid de Fernando VII, en la noche del 24 de julio de 1823, en víspera de la fiesta del apóstol Santiago, patrón de España. Tras presentar el ambiente festivo de las calles cercanas al palacio real, nos situamos en el convento de religiosas del Sacramento, donde esa noche se produce el rapto de su portera. Esta es llevada a un lugar donde está reunida una secta satánica. No volverá a haber noticias de ella hasta muchos años después.

  • Imagen de cubierta Un caso

    Cuento donde un joven es internado en un manicomio por su temperamento y su amor por una prima.

    «¿Yo loco? ¿Loco? A veces creo que es verdad: tal es el ansia de morder que siento». Así comienza este relato, narrado por Darío, su protagonista. Su principal debilidad es su carácter exaltado y violento. Toda contrariedad, por pequeña que esta sea, le hace perder los estribos de forma incontrolada. El trato infantil dispensado por su padre cuando ya es doctor en Derecho le hace estallar y, como consecuencia, acaba encerrado en el manicomio por sus accesos de locura furiosa. Pasado un tiempo, reclamado por su padre, recibe el alta. Mas la salud de su padre está sumamente deteriorada y acaba muriendo. Desde entonces se hace cargo de él su tío Rafael, que lo lleva consigo a Zaragoza. Ahí se enamora de su prima… y vuelta a empezar.

  • Imagen de cubierta Cambio de sexo

    Cuento donde los imprevistos logran el objetivo de una muchacha de romper su matrimonio de conveniencia.

    En este cuento, aderezado con un punto de humor, confluyen múltiples equívocos y casualidades que conforman un gran enredo que tiene por objeto echar por tierra un matrimonio de conveniencia. Este enlace ha sido auspiciado por don Lucas Ventosa, padre de Andrea, que tras dilapidar una fortuna se dispone sin saberlo a hacer lo mismo con su única hija. Pretende emplearla para cazar un yerno rico que le permita volver a sus fracasadas especulaciones. Lo encuentra en un rural sobrino del que solo puede afirmarse su carencia de talento. Feo y bruto, Andrea no encuentra en él ningún tipo de atractivo, pero aunque repudia el casamiento, su padre está decidido. Una amiga de la muchacha se ofrece para aparecer en el pueblo vestida de hombre para reclamarla y ahuyentar al pretendiente. Ahí comienza la sucesión de equívocos y casualidades que ya se han mencionado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad