Ganso y Pulpo

Madrid

Madrid es un municipio y ciudad con categoría histórica de villa de la antigua región de Castilla la Nueva. Es la capital del Estado desde 1606. Muchos de los autores y cabeceras de Ganso y Pulpo eran de esta ciudad o vivían en ella.

Por ella pasa el río Manzanares, cruzado por el puente de Segovia.

Entre su patrimonio destacan la fuente Castellana, la fuente de Cibeles, la fuente de Apolo o la monumental Puerta de Hierro. Entre sus numerosos edificios, entre los que se cuentan algunos ya desaparecidos, se mencionan la Casa de la Panadería, la Casa de la Villa, la basílica de San Francisco el Grande, la colegiata de San Isidro, el convento de la Concepción Francisca (derribado), el convento de la Trinidad, el convento de la Victoria (derribado en 1836), el convento de las Carboneras, el convento de las Salesas Reales (Palacio de Justicia desde 1870), el convento de San Plácido, el el convento de Santa Teresa (derribado en 1869), la ermita de la Virgen del Puerto, la ermita de San Antonio de la Florida, la iglesia de Nuestra Señora de Gracia (derribada en 1903), la iglesia de San Ginés, la iglesia de San José, la iglesia de San Luis Obispo, la iglesia de San Miguel de los Octoes (derribada en 1809), la iglesia de San Millán (derribada en 1869), la antigua iglesia de Santa Cruz (derribada en 1868), la iglesia del Sacramento, el monasterio de las Descalzas Reales, el Real Monasterio de la Encarnación y la de la Virgen de la Paloma.

Entre sus centros educativos y culturales destacan el Ateneo y el Instituto de San Isidro.

Entre sus centros penitenciarios se encuentra la Cárcel Modelo.

En el siglo XIX adquirieron gran importancia social los cafés. Entre ellos se cuentan el Café de Fornos, el Café de la Iberia, el Café de la Perla, el Café de las Columnas, el Café de Levante, el Café Oriental, el Café de Puerta de Moros, el Café de San Millán, el Café de San Sebastián, el Café del Callao y el Café Suizo. Para alojarse ha contado siempre con numerosas posadas, mesones, fondas y hoteles como la fonda de Botín, fonda de los Leones de Oro, el Hotel de París o la Posada del Peine. En lo que respecta a restaurantes existen menciones de Lhardy y Sótano H.

Igualmente, el mundo del espectáculo y el arte estaba en plena ebullición por entonces. En la ciudad existían diversos lugares a los que acudir, como el Circo de Price, el Teatro Apolo, el Teatro de Capellanes, el Teatro de la Alhambra, el Teatro de la Cruz, el Teatro de La Infantil (después Teatro Romea), el Teatro de la Comedia, el Teatro de Novedades, el Teatro del Príncipe (Teatro Español desde 1849), el Teatro Eslava, el Teatro del Príncipe Alfonso o el Teatro Real.

En el plano del ocio deportivo se menciona el Hipódromo de la Castellana.

Establecimientos de la ciudad fueron también los Baños árabes, el balneario El Niágara, la farmacia de Borrell y la farmacia del doctor Simón.

Como centros sanitarios destaca el Hospital del Niño Jesús, inaugurado en 1877. Históricamente, también contó con asilos y albergues como el albergue de San Lorenzo.

También contaba con un depósito judicial de cadáveres.

Para ocios al aire libre resultan sitios predilectos la Casa de Campo, las Vistillas, el parque del Retiro, la Pradera de San Isidro y las Ventas del Espíritu Santo.

Entre sus festejos se cuentan las fiestas de San Isidro.

En ella se encuentra la sede de organizaciones como la Biblioteca Nacional. Asimismo, en ella existió el Veloz Club. También figuran conocidos negocios como Casa de Samper. Asimismo, en la ciudad existe un convento de las Comendadoras de Santiago.

Entre sus distritos y barrios se encuentran Arganzuela, Chamberí, Fuente del Berro, Lavapiés, el barrio de las Injurias (hoy estación de Metro Pirámides), el barrio de las Peñuelas (Hoy Las Acacias), el barrio de Oriente (hoy Palacio) y el barrio de Salamanca. Además, en su expansión, ha anexionado lugares como Carabanchel.

También existen otros lugares del mapa madrileño como la montaña del Príncipe Pío.

Su callejero incluye la calle de Alcalá, la calle de Almansa, la calle de Amaniel, la calle de Argensola, calle de Atocha, calle de Capellanes, calle de Carretas, calle de Embajadores, la calle de Floridablanca, la calle de Fúcar, la calle de Hortaleza, la calle de Jacometrezo, la calle de Jesús y María, la calle de la Almudena, la calle de la Concepción Jerónima, la calle de la Paloma, la calle de la Princesa, la calle de la Sartén (desde 1900, calle de las Navas de Tolosa), calle de la Visitación (actualmente Manuel Fernández y González), la calle de las Fuentes, la calle de las Hileras, la calle de las Huertas, la antigua calle de las Urosas (actualmente Luis Vélez de Guevara), la calle de los Cojos (desde 1911, calle del Capitán Salazar Martínez), calle de los Estudios, la calle de los Jardines, calle de los Milaneses, la calle de los Relatores, la calle de Majaderitos (hoy calles de Cádiz y de Barcelona), la calle de Mesonero Romanos, la calle de Montalbán, la calle de Orellana, la calle de Preciados, la calle de San Bartolomé, la calle de San Onofre, la calle de San Pedro Mártir, la calle de Santa Isabel, la calle de Santa Teresa, la calle de Segovia, la calle de Toledo, la calle de Valverde, la calle de Zaragoza, la calle del Barquillo, la calle del Caballero de Gracia, la calle del Carmen, la calle del Desengaño, la calle del Molino de Viento, la calle del Pez, la calle del postigo de San Martín, la calle del Príncipe, la Carrera de San Jerónimo, la Cava Alta, la Cava Baja, las Cuatro Calles (actual plaza de Canalejas), el paseo de la Castellana, el paseo de Recoletos (donde en el siglo XVII se encontraba la Huerta de Juan Fernández), el paseo del Prado, la plaza de Antón Martín, la plaza de la Cebada, la plaza de Oriente, la plaza del Alamillo, la plaza del Ángel, la plaza del Callao, la plaza Mayor, la plaza de San Miguel, la plaza de Santa Cruz, la Puerta de Alcalá, la Puerta de Toledo o la Puerta del Sol.

Existen otras construcciones viales como, por ejemplo, el viaducto de Segovia.

Ha contado con diversos cementerios, como el de la Patriarcal, el de San Nicolás o el General del Sur.

En esta ciudad nacieron, vivieron y fallecieron Calderón de la Barca, Luis Candelas, Carlos II, Carlos III, Matilde Díez, el Duque del Infantado, Echegaray, Felipe III, Lope de Vega, Federico Madrazo y Quintana.

En esta ciudad nacieron y vivieron Cayetano Sanz, Isabel II, Moratín, Quevedo, Patti y Rodríguez Merino.

En esta ciudad vivieron y fallecieron Bécquer, Bretón de los Herreros, Cervantes, Enrique IV de Castilla, Espronceda, Felipe IV, Fernández y González, Fernando VII, Frascuelo, García Hurtado de Mendoza, Gayarre, Pedro Gómez de la Serna, Calixto Hornero, Hurtado de Mendoza, Iturzaeta, López de Ayala, Matoses, Ortega y Frías, Pérez Escrich, Pi y Margall, Rabadán, Riego, Roberto Robert, Simón de Rojas, Tristán Medina y Velázquez.

En esta ciudad vivieron Amadeo I, Carlos IV, Felipe II, Godoy, Goya y Pedro Cuenca.

En esta ciudad se publicaban El Correo de la moda, El Periódico para todos, El Siglo Futuro, la Gaceta de Madrid, La Correspondencia de España y La Época.

Aquí tuvo lugar el Levantamiento del 2 de Mayo.

En esta ciudad transcurren los acontecimientos de numerosas obras literarias, algunas de ellas mencionadas en nuestro catálogo, como es el caso de La última noche y Los polvos de la madre Celestina.

En el catálogo de Ganso y Pulpo, esta instancia aparece mencionada o citada, directa o indirectamente, en los siguientes 159 textos: